sábado, septiembre 05, 2009

Visita en solitario a Nikko

Buenas!!

Acabo de llegar hace un ratito de Nikko, un parque nacional a unos 120 km al norte de Tokyo.
Esta mañana me he levantado temprano junto con mi padre. Desayunamos a las 7 y salimos del Hotel. En el metro me despido de mi padre, el se regresa a España, y yo parto hacia mi próxima visita, Nikko.
Nikko? Por que Nikko?. Pues la verdad que nunca habia oido hablar de ese sitio hasta que llegué aquí y oí a unos Españoles que decían que Nikko estaba chulísimo y que valía muchisimo la pena ir.


Salgo de la estación de tren de Asakusa y demoro casi dos horas en llegar a Nikko, un pueblito metido entre montañas super super frondosas. Se ven casitas de tipo montaña, como que en ese sitio tiene que hacer mucho frio en invierno y nieva. Dado que compré un pase para todos los transportes en Nikko, cojo una guagua que me lleva a mi primer destino: las catarátas de Kegon.

Con sus 97 metros de altura es una de las tres catarátas más altas de Japón, y por lo visto (lo dice el Wikipedia, jejeje) se suicida mucha gente alli, sobre todo jovenes. De todas formas, es espectacular!!!.
Luego, paso a visitar el lago Chuzenji y voy a un restaurante a comerme un pescadito japones, jejejeje, pero antes, me paro en una tienda en la que una señora estaba tallando madera. Entro en la tienda y me enamoro de las cosas que tiene. Muy graciosa ella se acerca a mi y me empieza a hablar en japones, jejejej. Ella se da cuenta, y empieza a explicarme con mimica, que sus padres le enseñaron a hacer ese trabajo, y que en invierno hacia mucho frio, jejeje ,bueno! un vacilón.


Vuelvo a coger la guagua pero ahora para visitar el gran mausoleo de Toshogu, que junto con otros templos es patrimonio de la Humanidad, y un gran reclamo para los budistas.


Finalmente, observo el puente sagrado de Shinkyo que pasa sobre el rio Daiya (al cual vierten las cataratas de Kegon).
Ahh!!! les voy a contar una anécdota!!. Cuando iba caminando hacia el lago Chuzenji desde las cataratas, veo a una pareja de japo (supongo) señalando algo. Cuando llego me doy cuenta que eran dos monos de estos japoneses. Total! que empezamos todos a sacar fotos, ¡que bonito los monos¡ no se que no se cual, jjejejje. Llega uno de los monos, el de la foto, y empieza a caminar hacia nosotros todo relajado, y justo cuando esta a dos metros, se acerca a una señora y empieza a tirarle de las bolsas y del patalon super fuerte, y la señora empezo a correr. Bueno! era buenísimo ver la escena de la mujer corriendo y el mono agarrado a todo lo que podia, jejejej.

En fin! jejej. Mañana estaré aqui relajadito ya que el lunes empiezo el congreso, me cambio de hotel y demás.
Un saludo
GUILLE

2 comentarios:

Sandra dijo...

Hola Guille, ese lugar "Nikko, veo por tus fotos que es muy bonito. Que vacilón lo del mono, estoy aquí con mi hermana, las dos leyendo tu historia de hoy y con lo del mono nos partimos de risa. Menos mal que no le dió por quitarte la cámara, jejee.

Aprovecha hoy domingo que mañana tienes que estudiar con los japoneses jejeje.

Un beso.

Mi nido del cuco dijo...

Ufff, suena genial! Siempre quise visitar Japon por este tipo de cosas.
Me encantaria visitar el templo de Toshogu y ver a los tres monos sabios...
Un saludo!